archivo

Opinión

  • Artículo publicado en la edición impresa del periódico LAS PROVINCIAS el Jueves 20 de Febrero de 2014

  • Los Bonos Estructurados al igual que las Participaciones Preferentes han sido vendidos masivamente a los sufridos consumidores mediante mentiras y engaños

jaime navarro bonos estructurados la cara b de las preferentesSiempre me ha gustado la música, y todavía guardo con mucho cariño los vinilos que he ido comprando y atesorando a lo largo de los años. Discos que adquirías por la canción que en ese momento estaba de moda, pero que siempre traía consigo un tema sorpresa en su cara “B”. Pues bien, los productos estructurados son esta cara “B”, oculta bajo los ríos de tinta que se han ido vertiendo sobre las preferentes, y que ahora estamos empezando a descubrir. Sí, al contrario que las Participaciones Preferentes, de las que tanto se han nutrido personajes como Blesa, Rodrigo Rato, Narcís Serra, consejeros de la CAM o BANKIA (palmeros al fin de la España del pelotazo) estos ESTRUCTURADOS- otros productos tóxicos bancarios que han infectado a miles de particulares y empresas españolas- tienen extraños y rutilantes nombres como de superproducción de Hollywood o de película de ciencia ficción: Bono Fortaleza, Tridente, Bono Bienvenida, Bono Gran Banca, Bono Lehman Bros., Bono Goldman Sachs,…El caso es que vendidos masivamente a los sufridos consumidores y usuarios de banca antes del hundimiento de Lehman Bros. – allá por el fin del verano del 2008-, es ahora cuando se están recogiendo sus amargos frutos en forma de pérdidas millonarias, que después de las preferentes, están acabando de esquilmar los ahorros de los españoles.

En aquellos años de bonanza se ofrecían a los clientes como productos seguros, que si bien tenían riesgo, este era meramente teórico pues estaban referenciados a acciones de empresas muy solventes, y por tanto- nos decía el siempre seductor empleado de banca…- el riesgo era mínimo y la ganancia segura. Miles de españoles, pues, fiaron sus ahorros y sus planes de pensiones de hecho, en estos tóxicos bancarios, que una vez que se produjo la crisis económica mundial, se han revelado como letales para miles de empresas y particulares, a los que han dejado literalmente con una mano delante y otra detrás.

Lo cierto es que se vendían en las sucursales como churros y sin la información adecuada, o con una información absolutamente incomprensible- que solía disimular los riesgos utilizando frases ininteligibles más propias del añorado Cantinflas que de un responsable banquero-, y muchas veces sin saberse siquiera, qué hojas estaban firmadas y cuáles no, en inversiones de, sin embargo, muchos miles de euros- cuando no cientos…- en las que hasta, este importantísimo detalle, se pasaba por alto. En otras ocasiones se referían al producto como un inocente plazo fijo o una imposición a plazo, sin informar al cliente, y durante años, de las graves pérdidas que estaba sufriendo esta estructura, falsa imposición a plazo o “este producto tan seguro como un plazo fijo…hombre…”.

Al final, como en las preferentes, lo único que importaba era vender a mansalva el Bono Fortaleza, o el Tridente, o el Bacon, o el Bienvenida, sin más: sin test mifid, o con un test del inversor francamente forzado para dar un perfil apto para productos tan complejos y arriesgados como estos, y siempre, siempre, sin recibir una información, clara, precisa y sencilla como repetidamente le exigen las leyes a los empresarios de banca.

Los frutos amargos de semejantes inversiones se vienen recogiendo desde el año de 2012 hasta la actualidad, con pérdidas millonarias que han arruinado a miles de españoles tanto particulares como empresas, que al igual que en el caso de las preferentes fueron llevados a firmar estos productos con claros engaños o sin la información debida y sin tener en cuenta que sólo personas muy arriesgadas y muy experimentadas eran aptas para semejantes bonos o estructurados. Y, como en el caso de las participaciones preferentes solo nos queda confiar en que la Justicia, una vez más, tendrá la sensibilidad social suficiente para abordar estos casos imponiendo a los bancos el justo deber de reparar todo el grave daño económico que han causado con la venta masiva, indiscriminada y desinformada de estos ruinosos productos que, finalmente, han (des)estructurado gravemente tantas pequeñas y medianas economías de nuestro país.

FDO. JAIME NAVARRO

ABOGADO

www.jaimenavarro.net

Anuncios
  • La acusación particular 15MparaRato, personada en el caso Bankia, ha entregado al juez Fernando Andreu pruebas confidenciales para incorporarlas a la instrucción
  • En dichas pruebas Caja Madrid da instrucciones específicas a sus comerciales para colocar las participaciones preferentes con mentiras y subterfugios

cajamadrid jaime navarro abogadoEstaba en boca de todos los estafados por las preferentes la manera en que las entidades financieras les habían colocado los productos: mediante viles y despreciables engaños, ocultando los riesgos inherentes a las participaciones preferentes y mintiendo sobre las características reales de las mismas. Que el proceso de comercialización había sido de esta manera está fuera de toda duda, no en vano, los tribunales están dando la razón a más del 95% de los demandantes, pero no había sido hasta ahora, que un documento de comercialización interno ha sido presentado en una causa abierta, con las implicaciones legales que ello implica para los casos civiles que están en proceso en estos momentos, y por supuesto, por lo que supone al dar la razón a todos cuantos estamos indicando que esto ha sido y es una estafa orquestada, y no un comportamiento aislado de tal o cual director de sucursal u oficina bancaria.

Porque los empleados de Caja Madrid que en 2009 vendieron participaciones preferentes debían comunicar a sus clientes que, en caso de necesitar el dinero, la entidad les recompraría los títulos “en un plazo máximo de 7 días hábiles”. Esa es la respuesta a la pregunta “¿Qué pasa si necesito mi dinero?” que figura en el argumentario comercial distribuido por la caja en su red de oficinas. Un documento que además no debía estar “a la vista de los clientes” dadas las limitaciones impuestas por la CNMV a la publicidad de este tipo de emisiones. Además, en este documento de estrategia comercial, correspondiente a la zona de Toledo, se fijaban objetivos para la colocación de preferentes: 50.000 euros diarios las oficinas grandes, 35.000 euros diarios las medianas y 25.000 euros diarios las pequeñas.

Es decir por un lado tenemos argumentos específicos que no son ciertos, y que por tanto mienten sobre los productos financieros colocados, y por otro lado, una orden concreta para vender los mismos a todo tipo de clientes, sin considerar sus conocimientos financieros por supuesto. ¿Qué más hace falta para considerar que esto fue una estafa calculada con premeditación y alevosía? Motivada por supuesto por la necesidad de tapar el batacazo proveniente del ladrillo.

Por tanto, tenemos un argumento de peso más sobre la mesa del juez para apoyar nuestras demandas y seguir ganando los juicios a los bancos. Ciertamente como documentación adicional únicamente es válida para los juicios contra Bankia originarios de Caja Madrid, pero como argumento en sala, y de cara a la opinión que pueden hacerse los jueces sobre las prácticas bancarias habituales en la venta de las preferentes, es igualmente válido para cualquier otra de las entidades que en su momento las comercializaron no sólo deficientemente, sino con engaños y mentiras manfiestas.

La Ley y el Derecho nos amparan y protegen, y recordemos siempre que como decía un famoso Premio Nobel español “El que resiste gana.”

Jaime Navarro

Abogado experto en finanzas

www.jaimenavarro.net

dinerosLeo en El Mundo y veo que la banca gana, y mientras los bancos ganan un 59% más en el primer semestre, lo cual es su motivo y razón de ser, ganar, y es bueno que haya quien gane para poder repartir, porque si no hay ganancia no hay reparto de la ganancia y en esas estamos: No es que me queje de que ganen, sino de cómo ganando lo que ganan, que andemos como vamos en cuanto a preferentes, desahucios e impagos a las comunidades de vecinos. Y por supuesto, no puede ser lo ganado bueno cuando se gana robando y estafando nuestros ahorros. Bien, ahí está lo ganado este primer semestre, pues señores, provisionen buenos fondos para devolver lo robado, que aún y cuando vamos de poco a poco, entre tribunales y protestas, a la larga, espero que sea la justicia la que gane.

See on Scoop.itPreferentes y otros tóxicos bancarios

Entrevista a Jaime Navarro en La Gaceta, hablando sobre preferentes y cómo el arbitraje no es la solución que nos dicen que es por sus criterios restrictivos y las dudas que genera en las propias asociaciones de afectados y consumidores. 

Jaime Navarro‘s insight:

Entrevista que me hacen en La Gaceta, por motivo del reciente arbitraje en Bankia sobretodo, y cuál es mi opinión al respecto: la cual es clara y contundente como ya he manifestado en otros medios. Os pongo a continuación la entrevista. ¡Saludos!

 

LG: Hola Jaime, antes que nada, felicitarle por la labor que está haciendo con las preferentes para que tantos y tantos españoles puedan recuperar sus inversiones.

Jaime: Muchas gracias por la felicitación, desde nuestro despacho intentamos que en estos momentos en que la justicia se ve tan comprometida nadie se pueda sentir desamparado, no sólo por las más tristemente conocidas participaciones preferentes, sino también resolviendo demandas sobre obligaciones subordinadas, cuotas participativas y productos financieros estructurados, que además han dejado a gran parte del tejido empresarial en una situación muy delicada.

LG: Últimamente estamos oyendo hablar que la solución para las preferentes es el arbitraje. Pero exactamente, ¿en qué consiste el arbitraje?

Jaime: El arbitraje es un procedimiento de consumo para solucionar controversias entre partes sin necesidad de acudir a los tribunales, encomendándose al laudo de un árbitro en teoría imparcial, que dirimirá cuál de las partes tiene razón y en qué medida. Y digo en teoría imparcial, ya que en la práctica no es así, puesto que el árbitro asignado ha sido también asesor de las entidades financieras, precisamente, actuando en su defensa frente a las demandas planteadas en los juzgados; conviene tener en cuenta que sólo los afectados por las participaciones preferentes o por la deuda subordinada pueden solicitar el arbitraje, ya que los otros productos financieros tóxicos no entran, como por ejemplo las cuotas participativas o los bonos estructurados

LG: ¿Quiere decir que el arbitraje está viciado desde su inicio?

Jaime: No sólo que está viciado, sino que no es la solución que nos pretenden hacer creer, y ello por tres razones fundamentales. La primera, las dudas sobre la independencia real del árbitro asignado. La segunda, por las condiciones establecidas para optar al mismo, siendo el árbitro asignado quien determinará si se acepta o no nuestra solicitud, cuando una demanda civil, siempre será atendida en los juzgados. Y en tercer lugar porque una vez aceptada la solicitud del arbitraje, se renuncia por completo a cualquier otra vía de actuación, sin que quepa la posibilidad de recurrir la resolución del laudo arbitral.

LG: Por tanto, si se recurre al arbitraje, y éste no es favorable o no se está de acuerdo con su resolución, luego no es posible optar por la vía judicial.

Jaime: Efectivamente, así es.

LG: Aún así, ¿hay algún caso en el que recomendaría recurrir al arbitraje?

Jaime: En nuestro despacho, siempre recomendamos que antes de tomar cualquier decisión al respecto del arbitraje, consulte con su abogado o asesor de confianza, para de esta forma tener una opinión informada de sus posibilidades. Nosotros estamos atendiendo consultas todos los días, de manera completamente gratuita, ya que uno de nuestros principios fundacionales, es no cobrar en la primera consulta.

 

LG: ¿La vía judicial es por tanto más recomendable que el arbitraje?

Jaime: Completamente, ya que el arbitraje ha sido puesto en marcha con criterios restrictivos y ambiguos, careciendo de seguridad y esto no es que sea mi opinión, sino que es lo que dicen las asociaciones de afectados y de consumidores. Incluso la Defensora del Pueblo se ha manifestado en este sentido. Por lo que la vía judicial es la que más y mejores garantías ofrece.

LG: Para terminar, felicitarle nuevamente por su reciente sentencia ganadora contra Caixa Galicia, por participaciones preferentes, y le pediría un último mensaje para nuestros lectores.

Jaime: Decirles que es todo un placer poder dirigirme a ellos, y transmitirles la confianza de que cada vez son más las sentencias favorables, como ha sido precisamente esta última a la que haces referencia, y por las cuales los afectados que reclaman por la vía judicial por la estafa de las preferentes están recuperando sus inversiones.

See on www.jaimenavarro.net

See on Scoop.itPreferentes y otros tóxicos bancarios

Hace pocos días Mariano Rajoy, hacía una llamada para que el crédito fluyera a las pequeñas y medianas empresas. Esto da pie para pensar que hacía un llamamiento a la banca pues no creo que estuviera pidiendo que el dinero fluyera de la ‘Fuente del Avellano’

Jaime Navarro‘s insight:

También solicitó el ministro de Industria al conjunto de las entidades financieras que «velen por cumplir la sagrada función que tienen de canalizar crédito hacia las empresas, fundamentalmente las que constituyen del grueso de la actividad española, las pymes». El ministro apela a lo sagrado a lo divino, a aquellos preceptos sagrados de «dar de comer al hambriento, de beber al sediento y cubrir al desnudo».

Pero como quiera que el dinero del FROB y del ‘rescate sin rescate’ ha fluído a los bancos, sí, pero para la compra de deuda pública o soberana, pues resulta que es mucho más rentable, con intereses del 5% o más, segura y sin riesgos. ¿Que aumenta la prima de riesgo? Pues más beneficios.

Hete aquí el ejemplo de Bankia, después de recibir 22.464 millones de ayudas de los contribuyentes y perder 21.200 millones en 2012, la cuenta de resultados de BFA-Bankia comenzó a levantar el vuelo. Todavía con cifras pequeñas para los números que se mueven en estas entidades, y es que hasta marzo el grupo tuvo un beneficio neto de 213 millones: habrá llegado entonces el momento de empezar a conceder préstamos a empresarios, o también, devolver el dinero estafado con las preferentes.

Pero no, por mucho que la función de las entidades financieras sea la de proveer crédito en una economía de mercado, para según que cosas que atañen a sus beneficios, los bancos pasan de la economía de mercado.

Y si pasan de la economía de mercado, ya me dirán ustedes qué van a hacer con conceptos tales como lo sagrado y lo divino. Esto es imposible de lograr y no por nada si no por el hecho demostrado de que los bancos son ateos y lo sagrado y lo divino, e incluso el mercado, no va con ellos.

See on www.laverdad.es

arbitraje-roja-preferentes-mundo-jaimena-navarro-abogado

Ya ha terminado “la liga” y parece que los españoles podemos descansar tranquilos y relajados, sin que se nos hinche la vena del cuello a “lo Patiño”, pero ¿qué es lo que realmente hace el deporte rey para que nos transformemos en pseudo-psicópatas, que lleguemos en algunos casos al insulto, y nos llene de coraje hasta las cachas?, pues son los malos árbitros, y más que los árbitros son los pésimos arbitrajes.

Hoy al levantarme, como la mayoría de los días, me he puesto con la prensa diaria, donde las noticias más relevantes parecen repetirse cual “Día de la marmota” estos últimos meses, y me he encontrado con una palabra presente en la mayoría de ellas: Arbitraje.

Aquí es donde tomamos aliento, porque nos jugamos la roja con expulsión directa; que la única solución viable, según la banca, para los afectados por el drama de las preferentes sea el arbitraje, no tiene parangón, con lo que aprendimos de pequeños ya tenemos más que suficiente para saber por dónde van los tiros, “árbitro comprado, partido regalado”.

Digamos que estamos en la final de la Copa Confederaciones frente a Brasil, último minuto de la segunda parte de la prórroga, que después de mucho sufrimiento a lo largo del partido, nos hacen una falta dentro del área, y cuando nos giramos para ver cómo el árbitro pita el consecuente penalti, en vez de sacarle la tarjeta al jugador contrario, nos la saca a nosotros por haber fingido la caída, y nosotros ahí, con las marcas de las botas bien a sangre en la pantorrilla. Si sustituimos partido por contrato de preferentes, o deuda subordinada, o cuotas participativas o híbridos financieros en suma; Brasil por entidades financieras; y árbitro por arbitraje, tenemos una precisa imagen de conjunto de la situación de los afectados por las preferentes: cuando nos pensábamos que habíamos llegado al final del partido gracias al arbitraje, nos encontramos con que jugamos en campo contrario, expuestos a una aplicación sesgada de las leyes de consumo.

Porque el arbitraje ha sido puesto en marcha con criterios restrictivos y ambiguos, careciendo de seguridad y en busca de pagar el menor dinero posible a la mayor cantidad de afectados. Y esto no es que sea mi opinión, sino que es lo que dicen las asociaciones de consumidores: Facua, OCU, Asgeco y Adicae. Facua además ve una “auténtica tomadura de pelo que el supuesto experto independiente que valorará qué solicitudes de arbitraje son aceptadas y decidirá las cantidades máximas que podrá reclamar cada usuario sea una consultora que trabaja con Bankia, KPMG”. Incluso la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, ha reclamado tanto a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como al Banco de España que se adopte un arbitraje «universal» para todos los «ahorradores».

Hagamos un sencillo ejercicio de entrenamiento pre-partido: Si un preferentista cualquiera se pone a buscar “Arbitraje” en Google, lo primero que le saldrá es, lógicamente, el anuncio de Bankia. Pero, si ese mismo preferentista se pone a buscar “Afectados por las preferentes”, también lo primero que le sale en Google es el anuncio de Bankia sobre el arbitraje. Y si a ese mismo y ya “enfadado” preferentista le da por buscar “La estafa de las preferentes”, albricias, efectivamente lo primero que le sale también es nuevamente el anuncio de Bankia sobre el arbitraje.

Ciertamente, si el arbitraje fuera una solución real, ¿para qué tanto dispendio? ¿Dónde están los casos resueltos por el arbitraje? ¿Cuántos afectados han quedado satisfechos? Puede que hayamos leído también en las noticias que ya se han resuelto muchos casos de arbitraje, pues bien, si acudimos a los informes publicados, resulta que sólo hay unos pocos resueltos, y además sin concretar de qué cuantías estamos hablando.

Si nos paramos a pensar lo que se está gastando Bankia en publicidad, únicamente en Google para asegurarse esa aparición en primer lugar de su anuncio del arbitraje, llegaremos a la conclusión de que hay mucho, pero que mucho dinero en juego: los ahorros estafados de cientos de miles de españoles. Y es que la solución del arbitraje interesa sobremanera a las entidades financieras por tres razones fundamentales: En primer lugar porque así pueden dirigirse a los afectados con una presunta solución; en segundo lugar porque en aquellos casos que el arbitraje no salga favorable, luego ya no hay vuelta atrás y no se estará en condiciones de acudir al juez después, eliminando de un remate certero el procedimiento habitual de la justicia y las apelaciones a tribunales superiores; y por último y sin ser menos importante, en aquellas resoluciones favorables, que igualmente lo serían para los afectados de acudir a los tribunales, la devolución íntegra del dinero se ve minorada generalmente por los intereses devengados a lo largo de los años.

En resumidas cuentas, cuando desde las Asociaciones de Consumidores, Usuarios de Banca y Afectados por Preferentes, se está aconsejando sobre el peligro de acudir al arbitraje, y que en caso de hacerlo, se tomen las precauciones oportunas, quiere decir, que no estamos ante una solución, sino ante toda una tarjeta roja, cuyo único fin es ganar tiempo para las entidades financieras.

Jaime Navarro, Abogado

See on Scoop.itPreferentes y otros tóxicos bancarios

Los casos más flagrantes de preferentes. En las sentencias favorables a los ahorradores conocidas hasta ahora predominan personas mayores con pocos conocimientos financieros.

Jaime Navarro‘s insight:

Pardos, de Adicae, critica el arbitraje porque lo considera una "perversión de la naturaleza del arbitraje", que queda, según su opinión, en manos de la entidad bancaria y el experto auditor contratado. Sin embargo, aconseja probarlo antes de acudir a los jueces ya "aquellos a los que les toca la ‘lotería’", es decir, a los que se les aprueba el reembolso de todo lo que invirtieron, pueden ahorrarse tiempo y dinero.

See on www.elmundo.es